Mitos y Verdades sobre la Cafeína

To Press Releases listSanta Cruz, Bolivia,ene 31, 2011

La cafeína es una sustancia natural que se encuentra en las hojas, semillas y frutas de más de 63 especies distantes de vegetales. Los productos que contienen cafeína incluyendo el té, el café y algunas bebidas gaseosas, han sido consumidos hace muchos años por todo el mundo. Recientemente, se han desarrollado bebidas con altas cantidad de cafeína (bebidas energizantes).

Uno de los efectos mejor conocidos de la cafeína es su habilidad para actuar como un estimulante que retrasa temporalmente la fatiga, un efecto que puede causar insomnio en algunas personas sensibles, como los niños. La cafeína también ha probado ser un diurético moderado (hace que el cuerpo elimine líquido). A pesar de que a la fecha existen extensos estudios sobre su seguridad, todavía existen muchos creencias erradas acerca de este común constituyente alimentario. Este artículo analiza la ciencia detrás de la cafeína y la salud buscando clarificar algunas de las controversias que rodean a este ingrediente.

Mito1: La cafeína es adictiva
Verdad: Muchas personas se consideran a sí mismo como “adictos” a la cafeína, casi con la misma facilidad con que se califican adictos a las compras, al trabajo o a la televisión. La cafeína no es adictiva según las definiciones estrictas de adicción y la mayoría de autoridades internacionales. Cuando se cesa abruptamente el consumo regular de cafeína, algunos individuos pueden experimentar dolor de cabeza, fatiga o mareo. Estos síntomas usualmente duran solo un día y se evitan si se reduce gradualmente el consumo de cafeína en vez de privarlo de golpe.

Mito 2: La cafeína incrementa el riesgo de enfermedad cardíaca
Verdad: Los estudios con grandes poblaciones han demostrado que el consumo de cafeína no incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, no incrementa los niveles de colesterol o causa latidos irregulares. Un incremento ligero y temporal en la presión arterial ha sido observado en personas sensibles a la cafeína. Sin embargo, este incremento es similar al observado luego de la actividad normal, como subir escaleras. Sin embargo, las personas hipertensas deben consultar al médico antes de consumir cafeína.

Mito 3: La cafeína causa cáncer
Verdad: Diversa evidencia científica demuestra que la cafeína no incrementa el riesgo de cáncer. Dos estudios con grandes cantidades de personas en Noruega y Hawai y una revisión de 13 estudios donde participaron más de 20000 sujetos no encontraron relación entre el consumo regular de café o té y el riesgo de cáncer.

Mito 4: La cafeína es un factor de riesgo para la osteoporosis
Verdad: Algunos estudios sugieren que el consumo de cafeína puede incrementar las pérdidas de Calcio en la orina. Sin embargo, cualquier pérdida encontrada a este nivel es mínima y el consumo de cafeína en las cantidades usuales no afecta el balance interno de Calcio o la densidad ósea. Estudios más recientes han confirmado que el consumo de cafeína no es un factor de riesgo para la osteoporosis, especialmente en mujeres que consumen cantidades adecuados de Calcio.

Mito 4: Las mujeres embarazadas o aquellos tratando de quedar embarazadas deben evitar la cafeína.
Verdad: Gran cantidad de estudios han evaluado los efectos de las bebidas que contienen cafeína en los factores reproductivos. Los datos sugieren que el consumo moderado de cafeína es seguro para la gestante y para el feto. Los resultados de los estudios sobre el consumo de cafeína y la probabilidad de concebir tampoco proveyó evidencia sólida sobre que vincule a las bebidas con cafeína y la fertilidad. Dos estudios extensos en los Estados Unidos no encontraron correlación entre el consumo de cafeína y la salud del recién nacido. Además, estudios recientes tampoco han encontrado relación entre la cafeína y los abortos espontáneos o el crecimiento anormal del feto. Para todo ello, se recomienda consumir cantidades moderadas de cafeína, es decir menos de 300 miligramos por día o aproximadamente 3-4 tazas de café instantáneo.

Mito 5: La cafeína es dañina para la salud de los niños
Verdad: Los niños generalmente tienen la misma capacidad de procesar la cafeína que los adultos. Las investigaciones han mostrado que los alimentos y las bebidas que contienen cafeína consumidas en cantidades moderadas no tienen efectos detectables en la hiperactividad o el grado de atención de los niños. Sin embargo, en niños sensibles, cantidades altas de cafeína pueden causar efectos temporales como excitación, irritabilidad o ansiedad.

Mito 6:  La cafeína no tiene nada positivo
Verdad: Es ampliamente reconocido que la cafeína incrementa el nivel de alerta y el grado de atención. Una taza de café generalmente se recomienda para despejar el sueño causado por la fatiga, especialmente entre los choferes de largas distancias, así como muchas personas buscan una taza de café para continuar reanimados con el trabajo pendiente. Los estudios también han mostrado que la cafeína puede mejorar la memoria y el razonamiento lógico. Muchas bebidas cafeinadas, especialmente el café, la cocoa y el té son ricos en antioxidantes. Los antioxidantes poseen beneficios en la salud porque nos protegen contra agresiones cotidianas que paulatinamente pueden dañar, envejecer u hacer que funcionen mal nuestras células. Los antioxidantes de las frutas y de las verduras, por ejemplo, han sido fuertemente asociados con la prevención de enfermedades del corazón y el cáncer. Otros reportes recientes han indicado que la cafeína puede ser útil para el tratamiento de las reacciones alérgicas debido a su capacidad de reducir la concentración de histaminas, las sustancias que hacen que el cuerpo responda a un alergeno, pero aún se necesitan más investigaciones al respecto para poder concluir algo definitivo. La cafeína ha ayudado por largo tiempo a algunas personas con asma.

La línea final
Después de décadas de investigación, la comunidad científica no ha documentado ninguna asociación firme entre el consumo moderado de cafeína y algún riesgo a la salud. A través de la moderación y el sentido común, una persona promedio puede seguir disfrutando una taza de café, té o cualquier bebida con cafeína.

¿Qué es un consumo moderado de cafeína?
Se denomina consumo moderado de cafeína para un adulto a 300 miligramos por día. Para ayudar a estimar que representa esta cantidad en los alimentos populares, a continuación el contenido de cafeína de las principales fuentes


Alimentos con cafeína

Cantidad promedio por porción

Café instantáneo

75 mg por taza de 190 ml

Café pasado

85 mg por taza de 190ml

50 mg por taza de 190 ml

Bebidas energizantes (con cafeína añadida)

28-87 mg por vaso de 250ml

Gaseosas de Cola (dietéticas o regulares)

8- 53 mg por vaso de 250 ml

Algunas bebidas gaseosas Some soft drinks

24 mg por vaso de 250 ml

Chocolate

5.5 - 35.5 mg por tableta de 50g